Llámanos: 9-62749196
Lunes a Viernes: 09.00 - 20:00 horas
06 de Mayo de 2011

Chile: novias obsesionadas con su peso pueden sufrir “brideorexia

El fenómeno, bautizado así en EE.UU., ya llegó a Chile: Chile: novias obsesionadas con su peso pueden sufrir “brideorexia"      

Algunas mujeres bajan hasta tres tallas y necesitan achicar la argolla antes del matrimonio. Los expertos advierten que un evento estresante puede gatillar problemas alimentarios.

 

AMALIA TORRES
Tres veces tuvo que mandar a ajustar su vestido Kate Middleton antes de entrar a la abadía de Westminster, el viernes pasado. Por meses siguió la dieta del doctor Pierre Dukan, la misma que está de moda incluso entre los ministros chilenos.

No hay datos de cuantos kilos bajó la actual duquesa de Cambridge, pero varios periódicos británicos aseguran que pasó de una talla 38 a una 34.

Su caso no parece tan raro. En la lista de prioridades de las novias, adelgazar muchas veces es tan importante como encontrar el vestido perfecto.

En Estados Unidos ya tienen un término para este fenómeno. Lo llaman "brideorexia" (haciendo alusión a "bride", novia en inglés, unido al final de la palabra "anorexia").

Estrés y kilos
Eso sí, la obsesión por perder peso no siempre significa conseguirlo. Un estudio realizado por la Universidad de Cornell con 273 novias vio que el 70% de ellas quería perder más de 10 kilos para su boda. Sin embargo, llegado el momento, en promedio sólo bajaron tres kilos.

El problema es que la investigación también demostró que algunas novias utilizaban métodos poco saludables, como tomar laxantes o seguir dietas muy restrictivas para lograr su propósito.
Ante este escenario, la psicóloga María Ignacia Burr, del departamento de nutrición de la Clínica Las Condes, explica que es una minoría la que puede terminar en un trastorno alimentario por querer bajar de peso antes del matrimonio. "No hay que patologizar. También hay un factor social importante: está la idea de que la mujer es feliz cuando está delgada".

Eso sí, asegura que hay que poner especial atención entre las mujeres que han sufrido algún trastorno en el pasado. "En los momentos de alta significancia emocional, como el matrimonio, hay que estar alerta".

Además, agrega que seguir comportamientos de riesgo, como saltarse las comidas, "puede gatillar algún trastorno".

Pero eso no es todo. Las dietas rápidas y no controladas, recuerda la doctora Jennifer Humphreys, nutrióloga de la Clínica Alemana, provocan consecuencias negativas en el aspecto físico. "La piel, las uñas, el pelo se empiezan a opacar o resquebrajar por la falta de vitaminas".
Andrea Gutiérrez, gerente general de Wedding Planner Chile, está convencida de que la preocupación por el peso entre las chilenas que van a casarse es alta. "Algunas bajan tres tallas, y es bien complicado porque hay que mandarles a achicar el vestido y la argolla. Para evitar esos problemas nosotros les decimos que no bajen más de cinco kilos, pero algunas bajan más, ya sea porque siguen una dieta o por el estrés mismo del matrimonio. Y esto pasa incluso entre las que se casan en segundas nupcias".

La misma obsesión por lograr una silueta delgada es la que ve Fernando Santibáñez, preparador físico de personal-trainer.cl. "El mayor problema es que hay novias que llegan sólo unas semanas antes del matrimonio y quieren cambios notorios. En esos casos también les damos una asesoría con nutricionista, para que reduzcan la cantidad de calorías".

Tallas reales
Hoy se celebra el día contra la dieta, como una manera de combatir la extrema delgadez. La fecha fue instaurada el 6 de mayo de 1992 en Londres.

Fuente: El Mercurio