Llámanos: 9-62749196
Lunes a Viernes: 09.00 - 20:00 horas
DBT Emociones & Alimentación

Somos un equipo de profesionales compuesto por psicólogos, psiquiatras y nutriólogos entrenados en Terapia Conductual Dialéctica (DBT) y Terapia Cognitivo Conductual (TCC).

 
Conócenos

Las primeras sesiones de DBT me sentí muy rara, sin embargo conlas vivencias de las otras mujeres y el apoyo de los terapeutas, hicieron que todo fuera tomando sentido.  Cada vez que tenía algún problema,aplicaba las habilidades que me enseñabany ahí me fui dando cuenta que realmente funcionaban. 

Estoy más que agradecida de mis terapeutas, psicóloga y psiquiatra que me acompañaron en esta travesía ya que sin ellos no hubiese podido salir de mis malos hábitos que por años traté de combatir.

hace un par de años me había puesto una Banda Gástrica que fue un total fracaso. Esta vez iba por algo más definitivo, la famosa “Manga Gástrica”. Debido a que acarreaba una larga historia de alteraciones alimentarias, el equipo me sugirió que antes de operarme realizara la terapia DBT.

Para mi DBT me hizo dar un giro en 180º en torno a la comida. Llevaba años con malos hábitos, atracones, purgaciones y en nueve meses logré manejarlas. 

Trastornos Alimenticios

¿Cómo reconocer el comer emocional?

El comer emocional es usar la comida para sentirte mejor, es comer para llenar tus necesidades emocionales y no para llenar tu estómago.

El hambre emocional no la puedes llenar con la comida, cuando comes te puedes sentir mejor en el momento, pero las emociones que te gatillaron que comieras aún permanecen ahí.

Además, después de comer, te sientes peor y te culpabilizas por las calorías que consumiste innecesariamente.

Te sientes derrotada y sin fuerza de voluntad para controlar tu alimentación y tus sentimientos, y además, cada vez se te hace más difícil poder controlar tu peso. Al usar la comida como mecanismo para resolver tus problemas te quedas entrampada y sin solucionar el conflicto real.

¿Cómo saber si eres un comedor emocional?

1
¿Comes más cuando estás estresado?
2
¿Comes a pesar de no tener hambre o de sentirte muy lleno?
3
¿Comes para sentirte mejor o aliviarte cuando te sientes triste, enojado, aburrido o ansioso?
4
¿Te premias o recompensas con la comida?
5
¿Sientes que la comida te hace sentir acompañado?
6
¿Sientes que pierdes el control con la comida?
¿Sufres estos síntomas?
Contáctate con nosotros

¿Cuál es la diferencia entre el hambre física y el hambre emocional?

El hambre emocional viene repentinamente.

Surge de forma instantánea, desesperada y urgente, en cambio el hambre física surge de forma gradual y no requiere una satisfacción inmediata.

El hambre emocional te pide comidas placenteras.

Cuando estás con hambre física no sólo las comidas placenteras son satisfactorias sino que también lo son las comidas saludables, en cambio cuando sientes hambre emocional solo buscarás comidas placenteras ricas en grasa o azúcares que te harán sentir un alivio inmediato.

Ver síntomas
Construyendo una vida que valga la pena vivir
Nuestro Tratamiento

El comer emocional es usar la comida para sentirte mejor, es comer para llenar tus necesidades emocionales y no para satisfacer una necesidad de hambre fiosológica. El tratamiento busca que la persona establezca una relación sana con la comida y que tenga un plan de alimentación equilibrado de acuerdo a sus necesidades. Esto incluye distintos niveles de intervención y cuidado que se van integrando al tratamiento según las necesidades de cada paciente.

Ver Tratamiento